Foro lección 5, La obra de Cristo

 
 
Picture of eloy rodriguez
El diezmo es una obligacion o voluntatio.
by eloy rodriguez - Wednesday, 7 May 2008, 4:45 PM
 

Hola y bendiciones............

Empezaré por decir que yo creo en darle al Señor más del 10% de mi ingreso sin importar si es poco o mucho el monto, pero estoy en desacuerdo con quienes quieren hacernos ver que estamos obligados a diezmar. Un diezmo dado por obligación no sirve de nada, es una ofensa a Dios si lo queremos hacer parecer como algo hecho para Él.

"Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve." (1 Corintios 13.3 RVR1960)

El diezmo es una ley para los Judíos, no para nosotros, que vivimos por Gracia. El diezmo era el 10% de la cosecha anual, no mensual, la cual se llevaba al Alfolí (granero) para que hubiera alimento en el Templo (¿recuerdan Malaquías 3.10, que se lee siempre que se va a recoger la ofrenda?)

Si quisiéramos decir que el diezmo es una ley que sigue vigente, tendríamos que seguir también las otras leyes que se dieron junto con esa: Ver los capítulos 14, 15 y 16 de Deuteronomio.

Dice sobre el diezmo:
"Cada año, sin falta, apartarás la décima parte de todo lo que produzcan tus campos. En la presencia del Señor tu Dios comerás la décima parte de tu trigo, tu vino y tu aceite, y de los primogénitos de tus manadas y rebaños; lo harás en el lugar donde él decida habitar. Así aprenderás a temer siempre al Señor tu Dios. Pero si el Señor tu Dios te ha bendecido y el lugar donde ha decidido habitar está demasiado distante, de modo que no puedes transportar tu diezmo hasta allá, entonces lo venderás y te presentarás con el dinero en el lugar que el Señor tu Dios haya elegido. Con ese dinero podrás comprar lo que prefieras o más te guste: ganado, ovejas, vino u otra bebida fermentada, y allí, en presencia del Señor tu Dios, tú y tu familia comerán y se regocijarán. Pero toma en cuenta a los levitas que vivan en tus ciudades. Recuerda que, a diferencia de ti, ellos no tienen patrimonio alguno.
Cada tres años reunirás los diezmos de todos tus productos de ese año, y los almacenarás en tus ciudades. Así los levitas que no tienen patrimonio alguno, y los extranjeros, los huérfanos y las viudas que viven en tus ciudades podrán comer y quedar satisfechos. Entonces el Señor tu Dios bendecirá todo el trabajo de tus manos."
(Deut. 14. 22-29 NVI)

"Cada siete años perdonarás toda clase de deudas." (Deut. 15.1 NVI)

"Entre ustedes no deberá haber pobres" (vers. 4)

"Si tu hermano hebreo, hombre o mujer, se vende a ti y te sirve durante seis años, en el séptimo año lo dejarás libre."
(vers. 12)

"Apartarás para el Señor tu Dios todo primogénito macho de tus manadas y rebaños" (vers. 19)

Celebrar fiestas Judías (Cap. 16)


Prácticas neotestamentarias.
Pero por el otro lado, he escuchado con tristeza a muchos Cristianos se excusan de dar lo mas posible a Dios diciendo que  no debemos de diezmar ya, que eso era parte del viejo pacto y que ahora, al vivir bajo el nuevo pacto, por la Gracia de nuestro Señor, no debemos de seguir con esas practicas del Antiguo Testamento.

Me imagino que esos que no estan dando el diezmo porque se basan en el Nuevo Testamento han vendido ya todas sus propiedades y lo han llevado a su congregación tal y como lo hacían la iglesias neotestamentarias (Hechos 2.44-45)

¿Qué tanto amas a Dios? Qué tanto confías en su providencia? ¿Qué tanto quieres que te prospere? ¿Te limitas a darle el 10%? ¿Te atreves a poquitearle a Dios?


En el A.T. era un robo a Dios el no diezmar, era una obligación (Malaquías 3.9)
Hoy no es una obligación, pero me pregunto si es que puede haber alguien que diga ser imitador de Cristo y que busque la manera de dar menos al Señor? De excusarse en el nuevo pacto.?

A nadie se le puede exigir que diezme, si tu estás en una congregación así, deberás reconsiderar si estas donde Dios quiere, pues nada es por obligación sino por AMOR, porque así nos mueve el Espíritu con el que hemos sido sellados al recibir la Salvación en Cristo Jesús.

En el Nuevo Testamento no se menciona el diezmo de los Cristianos, solo se habla de ofrendas, y en las únicas ocasiones en que se menciona el diezmo es porque se habla de los Judíos no Cristianos, como cuando Jesús dice:
"¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Dan la décima parte de sus especias: la menta, el anís y el comino. Pero han descuidado los asuntos más importantes de la ley, tales como la justicia, la misericordia y la fidelidad. Debían haber practicado esto sin descuidar aquello.” (Mateo 23.23 NVI)

Donde Jesús esta hablándoles como en otras ocasiones, citándoles la ley que ellos, como pueblo de Israel, estaban forzados a seguir mientras no pasarán al nuevo pacto de la Gracia.
Sobre evidencia en el N.T. lo que vemos es que se dice que todo es voluntario y no es un monto o porcentaje fijo:
"En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia. Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas" (1 Co. 16.1,2).

"Entonces los discípulos, cada uno conforme a lo que tenía, determinaron enviar socorro a los hermanos que habitaban en Judea" (Hechos 11.29).

"Pues doy testimonio de que con agrado han dado conforme a sus fuerzas, y aún más allá de sus fuerzas, pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de participar en este servicio para los santos." (2 Co. 8.3-4)
8.8:
"No digo esto como un mandamiento, sino para probar, por la solicitud de otros, también la sinceridad de vuestro amor."
"Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre"
(2 Co. 9.7).

El modelo de la iglesia primitiva no contemplaba un diezmo y nosotros igual mas bien debemos mantener y animar al espíritu voluntario en ofrecer a Dios mucho mas que el diezmo y ofrenda, debemos dar las primicias de todo, no solo del ingreso, de nuestra vida entera a Dios.


En el A.T. había Leyes Civiles, Leyes Rituales y Leyes Morales.
Los Judíos veían la ley dada por Dios a Moisés como su forma de lograr la Salvación, pero con Jesús se vino a derogar mucho de esa ley, no más sacrificios ni sumo sacerdote, no mas altar donde solo un Levita podía entrar, no mas leyes sobre lo que podían comer y lo que no.

"Así que la ley vino a ser nuestro guía encargado de conducirnos a Cristo, para que fuéramos justificados por la fe." (Gálatas 3.24 NVI)

Sin embargo, todas les leyes que tengan que ver con la moral, no solo los 10 mandamientos, nos sirven hoy para poder seguir a Cristo, pues el dijo que no había venido a cambiar sino a cumplir la ley, el fue un Judío ejemplar.


¿Pagaban el diezmo los primeros cristianos?
“Los que son acaudalados ayudan a todos los menesterosos [...]. Los pudientes y todos los que quieren dan ofrendas, cada uno según le parezca.” (Primera Apología, de Justino Mártir, c. 150 E.C.)

“Los primeros [los judíos] tenían dedicados a lo sagrado solamente la décima parte de sus bienes, mientras que los que recibieron la libertad destinan todos sus bienes para uso del Señor, [...] como aquella viuda pobre que echó todo su sustento en la sala del tesoro de Dios.” (Contra las herejías, de Ireneo, c. 180 E.C.)

“Aunque tenemos una especie de caja, sus ingresos no provienen de cuotas fijas, como si con ello se pusiera un precio a la religión, sino que cada uno, si quiere o si puede, aporta una pequeña cantidad el día señalado de cada mes o cuando quiere. En esto no hay compulsión [u obligación] alguna.” (El Apologético, de Tertuliano, c. 197 E.C.)

“Conforme crecía la Iglesia y se fundaban nuevas instituciones, se vio necesario promulgar leyes que aseguraran al clero una fuente de ingresos adecuada y permanente. El pago de diezmos se adoptó de la Ley Antigua [...]. Al parecer, la primera legislación definitiva aparece en la carta a los obispos reunidos en Tours en el año 567 y en los [cánones] del Concilio de Macon, celebrado en el 585.” (The Catholic Encyclopedia.)


“Tal como lo ha resuelto en su corazón”
En vez de estipular una cantidad o porcentaje, Pablo solo aconsejó que “el primer día de la semana, cada uno de ustedes aparte y guarde algún dinero conforme a sus ingresos” 1 Corintios 16:2, NVI). Al separar cierta cantidad con regularidad, los corintios no se sentirían presionados a contribuir a regañadientas o por un impulso emocional cuando llegara Pablo. Para los cristianos, el importe de la donación era una decisión privada ‘resuelta en su corazón’ (2 Corintios 9:5, 7).

A fin de cosechar generosamente, los corintios debían sembrar de igual modo. Jamás se les sugirió que dieran hasta que no pudieran más. Pablo les aseguró que ‘no era su intención que hacerlo les fuera difícil a ellos’. Las donaciones eran ‘especialmente aceptas según lo que tenía la persona, no según lo que no tenía’ (2 Corintios 8.12, 13; 9.6). En una carta posterior, el apóstol advirtió: “Si alguno no provee para los que son [...] miembros de su casa, ha repudiado la fe y es peor que una persona sin fe” (1 Timoteo 5.8). Pablo no fomentó las contribuciones que violaran este principio.

Cabe destacar que Pablo supervisó una ‘colecta para los santos’ que estaban necesitados. En ninguna parte de las Escrituras leemos que él o los demás apóstoles organizaran colectas o recibieran el diezmo para financiar su propio ministerio (Hechos 3.6). Pablo siempre agradecía los regalos que le enviaban las congregaciones, pero procuró por todos los medios no imponer “una carga costosa” a sus hermanos (1 Tesalonicenses 2.9; Filipenses 4.15-18).


El diezmo es previo a la ley.
Si se enseña que hoy hay que diezmar dinero porque el diezmo se originó antes de la Ley, también se debe guardar el Sabath (sábado) y circuncidarse el prepucio los hombres.
Todo esto debe hacerse físicamente, porque cuando la persona diezma entrega (físicamente) el PRODUCTO de la tierra, NO EL DINERO según vemos claramente en el A.T.

Si bien es cierto que el diezmo no se originó en la Ley, también es cierto que ésta lo absorbió y está claro que Jesús no abolió la Ley, "No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir." (Mateo 5.17) porque lo que la abolió fue SU MUERTE EN LA CRUZ.
Cuando el velo del templo se rasgó por la mitad de arriba hasta abajo para que nadie dijera que alguien lo tomó y lo rasgó, en ese preciso momento se abolió la Ley.

El mas grande problema que hay en la doctrina es que la mayor parte de las iglesias predican sobre el diezmo, no es el hecho de dar en si , sino el hecho que sacando algunos versículos de su contexto se manejan argumentos muy humanos y lejos de lo que Dios quiere mencionando como "Si no diezmas estás rompiendo la ley, por tanto estás en pecado" o "Maldito eres si no diezmas".


Conclusion.

Seamos unánimes como dijo Jesús, es decir, de un mismo animo, sentir y pensar como un solo cuerpo que somos.
Estamos hablando de lo mismo, de devolver a Dios una parte de lo que nos da, de hacerlo por amor, no por obligación, se le llame diezmo, ofenda, promesa o lo que sea.
Siempre que no obliguemos a otros a dar un porcentaje o cantidad, cada uno debe dar coforme sienta y espere ser bendecido, y puede llamarle a lo que de como quiera.

Pero quien insitia en que el diezmo es una obligación, esta eligiendo la ley y no la gracia de Jesucristo.
El devolver a Dios un porcentaje de los ingresos es un derecho del cristiano y algo que debe de salir naturalmente y por convicción, no por obligación, y se le puede llamar diezmo aunque bien puede ser el 8, 15 o 20%.
Yo no le llamo diezmo, pero entiendo a quien lo haga.

Creo hermanos que para poder conciliar sobre el diezmo podríamos convenir en que:
1. Debemos devolver a Dios por amor, lo que nuestro corazón nos marque.
2. Entre mas le devolvemos, más le demostramos que confiamos en Su providencia.
3. Dar el diezmo por ser una ley es vivir bajo la ley y desagrada a Dios que hizo el sacrificio máximo para que ya no viviésemos así sino bajo la Gracia.
4. Dar una cantidad fija o porcentaje es quizás lo más indicado, que no se debe de limitar al 10%, pero si se le quiere llamar diezmo aunque sea otro porcentaje, adelante.
5. No es correcto exigirle a la congregación que diezme y que parezca obligatorio.
6. Dios proveerá lo necesario para el mantenimiento del templo y la congregación conforme sean bendecidos sus miembros.
7. El que el diezmo sea previo a la ley no es un argumento válido, porque la circunsicióin también lo es y no la hacemos por obligación hoy.


El día que entendamos que Dios quiere hoy las primicias de todo, no solo del ingreso que nos da, entonces veremos como nos limitamos mucho al hablar de dar el diezmo.

Dale la primicia de tu tiempo, tu trabajo, tu mente, tu esfuerzo, tu casa, y si, también del dinero.

Picture of leopoldo valdiviezo
Re: El diezmo es una obligacion o voluntatio.
by leopoldo valdiviezo - Friday, 9 May 2008, 12:41 PM
 

El diezmo es ley para los judios, pero para los que estan en Cristo es fe, como Abraham quien diezmó a Merquisidez y Jacob quien diezmó sin ley; así pues, que el  que secree de la fe de Abraham debe de diezmar sin "pataleo" ya que por fe y  amor, diezma para que los que trabajan a tiempo completo en la obra del Señor no tengan tropiezo economico, le que sabe hacer lo bueno y no lo hace le es pecado.

Picture of Eliana Consuelo Perdomo Rodriguez
Re: El diezmo es una obligacion o voluntatio.
by Eliana Consuelo Perdomo Rodriguez - Sunday, 11 May 2008, 4:52 PM
 

Nuestro señor Jesucristo, cuando hizo el llamado a los fariceos , les indico que era necesario que practicaran la justicia pero tambien que diezmaran, si lo dijo nuestro Señor , debemos obedecerlo, ademas esto es de gran bendicion para nuestras vidas.

Picture of Edgar Echeverria
Re: El diezmo es una obligacion o voluntatio.
by Edgar Echeverria - Monday, 12 May 2008, 8:43 PM
 
El diezmo detiene al deborador y abre las ventans de los cielos, para alimento en neustra mesa y para nuestras bendiciones segun Malaquias 3:8-11. Dios es fiel en sus promesas y puede desafiarnos diciendo probadme ahora. El mundo del creyente esta lleno de muchos desafios, si no tenemos es porque no tomamos los desafios que Dios nos pone. Dios quiere bendecirnos a travez del diezmo y no porque Dios necesite tu dinero, sino para ver tu obendiencia, las bendiciones de la Biblia se reciben atravez de la obediencia
Picture of Naín Raudales
Re: El diezmo es una obligacion o voluntatio.
by Naín Raudales - Tuesday, 5 August 2008, 1:02 PM
 

Mal 3:1

He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí; y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí viene, ha dicho Jehová de los ejércitos.

Mal 3:2

¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿o quién podrá estar en pie cuando él se manifieste? Porque él es como fuego purificador, y como jabón de lavadores.

Mal 3:3

Y se sentará para afinar y limpiar la plata; porque limpiará a los hijos de Leví, los afinará como a oro y como a plata, y traerán a Jehová ofrenda en justicia.

Mal 3:4

Y será grata a Jehová la ofrenda de Judá y de Jerusalén, como en los días pasados, y como en los años antiguos.

Mal 3:5

Y vendré a vosotros para juicio; y seré pronto testigo contra los hechiceros y adúlteros, contra los que juran mentira, y los que defraudan en su salario al jornalero, a la viuda y al huérfano, y los que hacen injusticia al extranjero, no teniendo temor de mí, dice Jehová de los ejércitos.

Mal 3:6

Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.

Mal 3:7

Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes, y no las guardasteis. Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos. Mas dijisteis: ¿En qué hemos de volvernos?

Mal 3:8

¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas.

Mal 3:9

Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado.

Mal 3:10

Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

Mal 3:11

Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos.

Mal 3:12

Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos.

Mal 3:13

Vuestras palabras contra mí han sido violentas, dice Jehová. Y dijisteis: ¿Qué hemos hablado contra ti?

Mal 3:14

Habéis dicho: Por demás es servir a Dios. ¿Qué aprovecha que guardemos su ley, y que andemos afligidos en presencia de Jehová de los ejércitos?

Mal 3:15

Decimos, pues, ahora: Bienaventurados son los soberbios, y los que hacen impiedad no sólo son prosperados, sino que tentaron a Dios y escaparon.

Mal 3:16

Entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno a su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de él para los que temen a Jehová, y para los que piensan en su nombre.

Mal 3:17

Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve.

Mal 3:18

Entonces os volveréis, y discerniréis la diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve.

 Desde los días de vuestros padres—Vosotros vivís como vuestros padres vivían, cuando trajeron sobre sí mismos la cautividad babilónica, y vosotros deseáis seguir en sus pasos. Esto muestra que no fué sino la inmutable benignidad de Dios lo que había impedido que mucho antes fuerais "consumidos" (v. 6). Tornaos a mí—en arrepentimiento. y me tornaré a vosotros—en bendiciones. ¿En qué …?—(v. 16.) La misma insensibilidad de su culpa continúa; hablan en un tono de inocencia perjudicada, como si Dios los calumniara.

 ¿Robará …?lit., "encubrirá;" por tanto, defraudará. ¿Decís acaso que el defraudar a Dios no es pecado, del cual se deba apartar ("volverse", v. 7)? Sin embargo, vosotros lo habéis hecho conmigo respecto de los diezmos que se me deben, es decir, la décima parte de todo lo que sobra después de pagarse las primicias (los primeros frutos), el cual diezmo se pagaba a los levitas para su sostén (

Lev_27:30-33). un diezmo pagado por los levitas a los sacerdotes (Num_18:26-28); un segundo diezmo pagado por el pueblo para la manutención de los levitas y sus familias, en el tabernáculo (Deu_12:18); otro diezmo cada tercer año para los pobres, etc. (Deu_14:28-29). las primicias—los primeros frutos: no menos que una sexagésima parte del trigo, vino y aceite (Deu_18:4; Neh_13:10, Neh_13:12). Los sacerdotes gozaban también este privilegio, el diezmo de los diezmos que eran el subsidio de los levitas. Pero aquéllos se tomaban todos los diezmos, robando a los levitas sus debidas nueve décimas; como también lo hacían, según Josefo, antes de la destrucción de Jerusalén por Tito. De esta manera Dios era doblemente defraudado, por cuanto los sacerdotes no desempeñaban rectamente sus funciones sacerdotales, y robaban a Dios los servicios de los levitas, quienes se alejaban a causa de la miseria. (Grocio.)

 Malditos

Como vosotros me despojáis a mí, yo os despojo a vosotros, como os amenacé que lo haría, si continuarais despreciándome. Al tratar de defraudar a Dios, solamente nos defraudamos a nosotros mismos. El águila que robó al altar puso fuego a su nido por el carbón encendido que se adhirió a la carne robada. Así los hombres que retienen para sí el dinero de Dios en sus tesoros, hallarán que es una posesión que se pierde. Jamás perdió nada hombre alguno por servir a Dios con todo el corazón; ni ganó nada con servirle con la mitad del corazón. Nosotros podemos transigir con la conciencia por la mitad del precio, pero Dios no endosará el arreglo; y, como Ananías y Safira, nosotros perderemos, no solamente lo que pensamos haber comprado a tan bajo precio, sino también el precio que por ello pagamos. Si queremos que Dios "abra" su tesoro, debemos abrir los nuestros. Una de las causas de la infecundidad de la Iglesia es la mezquindad de sus miembros. (Moore.)

 (

Pro_3:9-10.) al alfolí—(2Ch_31:11-12; 1Ch_26:20; Neh_10:38; Neh_13:5, Neh_13:12). probadme ahora en esto—con hacerlo. Probadme, si yo cumpliré o no mi promesa de bendeciros, a condición de que vosotros hagáis vuestra parte (2Ch_31:10). ventanas de los cielos—(2Ki_2:7.) vaciaré—figura tomada de una vasija completamente vaciada de su contenido; ninguna bendición queda retenida. hasta que sobreabunde—"de modo que no cabrá" (Versión Inglesa). Lit., hasta que no haya suficiencia. O bien, hasta que haya "no meramente" "suficiencia," sino superabundancia. (Jerónimo, Maurer.) Gesenius, no tan bien, traduce: "Hasta para una falta de suficiencia," cosa que con Dios nunca ocurre, y por tanto significa para siempre, perpetuamente; así el Psa_72:5, "mientras duren el sol y la luna;" lit., hasta una falta (no existencia) del sol o la luna, lo cual nunca será; y por tanto significa "para siempre."

 Increparé—(nota,

Psa_2:3.) Ya no "increparé (dañaré) más la sementera;" antes bien, increparé todo agente que pudiera dañarla (Amo_4:9).